En la entrada de Santa Catalina

La guía Clara Polo informando a los asistentes frente a la entrada de la iglesia de Santa Catalina de Alzira.

El pasado sábado, 23 de febrero, tuvo lugar una nueva edición de la ruta turística por el patrimonio de Alzira. Esta ruta está englobada dentro de las rutas “Entre Comarques” que cada año organizan las mancomunidades de la ribera alta y baja, la Costera-Canal , la Safor y la Vall d’Albaida. Una magnífica idea que por tan solo 5€ nos permite conocer la historia y los monumentos de los municipios más cercanos. Una historia que, a veces, despreciamos cuando no, simplemente, ignoramos.

Como digo, este sábado la ruta era Alzira. El inicio, como es habitual en todas las rutas de “Entre Comarques”, era frente al ayuntamiento. Allí, unas cuarenta personas nos congregamos a las 10:30. Una ruta de estas características no sería lo mismo sin un buen guía y en esta ocasión tuvimos la suerte de contar con dos: Clara Polo y Pedro Benedito. No se parece en nada ver una iglesia o un monumento a que te lo expliquen.

Iglesia de la Encarnación en Alzira

En el interior de la iglesia de la Encarnación en Alzira.

Por la mañana la visita se iniciaba en la iglesia de Santa Catalina donde está la imagen-relicario de San Bernardo. La ruta continuaba en la iglesia de la Encarnación para finalizar en la iglesia de San Juan. No solo fue una mañana de «iglesias» sino que sirvió para hacer un repaso a la historia de Alzira desde el final de la época islámica

Por la tarde el bus turístico nos llevó primero a la Pileta del Martiri donde en el año 1180 fueron martirizados los Santos Patronos de Alzira Bernardo, María y Gracia. Si ya era triste ver la pileta rodeada de las altas torres de la subestación eléctrica, ahora, con los terrenos adquiridos por Red eléctrica de España y con todos los naranjos arrancados, nos tememos lo peor. Aunque Pedro Benedito se esforzó en resaltar la importancia histórica del lugar, el entorno decepcionó a muchos de los asistentes.

El autobús nos llevó luego a las murallas y a los restos, o lo poco que se puede ver o intuir, de la casa real donde vivió y murió el rey Jaime I. La última visita fue al santuario de la Virgen del Lluch.

Entre Comarques” y las instituciones públicas que lo organizan realizan una gran labor para que podamos conocer y apreciar ese patrimonio histórico pero que por ser tan próximo lo infravaloramos.

La Pileta del Martiri merece estar por méritos propios en ese patrimonio y en esa ruta y no perecer bajo una subestación eléctrica.

Alberto Palacios

 
En la Pileta del Martiri

En la Pileta del Martiri

Santuario de la Virgen del Lluch

Con el bus turístico se subió a la ermita de la Virgen del Lluch.

 

Valoración de nuestros lectores. Tu también lo puedes calificar.
[Votos totales: 2 - Valoración media: 5]

1 Comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + diez =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar