Gozos, Rezos e Himnos en el culto a los Santos Mártires Bernardo, María y Gracia

Ya en su día y en este mismo anuario, el sacerdote Andrés de Sales Ferri Chulio, director del Archivo de Religiosidad Popular del Arzobispado de Valencia, dio cuenta, con ocasión de hablar sobre estampaciones xilográficas y calcográficas que tenían como referentes a los mártires alzireños, de diferentes ediciones de los Gozos en honor de los Santos Patronos[1].

Sabemos, por Jaime Cervera de los Gozos en lengua lemosina que se cantaban en la capilla del santo, que tienen, por «vuelta» el texto: «Puix per a remey del mon/ lo gran Déu vos ha enviat/ alcançau-nos gràcia y glòria/ Bernat Benaventurat». Y sabemos, también, de los Himnos que el mismo autor reproduce en su conocida obra[2], imprescindible para quien tenga necesidad de aproximarse a la historia y tradición de nuestros mártires y patronos.

En esta ocasión vamos a dar cuenta otros textos que completan y/o complementan aquellos (Gozos e Himnos) y daremos cuenta, así mismo, de su importancia.

En el contexto de la difusión y expansión del culto a los santos Bernardo, María y Gracia tuvo mucho a ver a finales del siglo XVII y principios del XVIII -lo hemos señalado en alguna que otra ocasión- el ilustre canónigo, hijo de Alzira, Jaime Cervera[3].

Fue tanta la fama de nuestros santos y tanta la confianza en ellos para lograr su protección por parte de los fieles y devotos, que desde diferentes lugares se solicitaban las hojas de los gozos y las oraciones propias de los mismos.

Incluso la ciudad de Valencia pidió en el primer tercio del siglo XVIII la extensión del Oficio eclesiástico que se rezaba en honor de los mártires alzireños.

Véase el documento que transcribimos a continuación:

«Que respeto de estarse solicitando por los muy ilustres señores deán, canónigos, cabildo, y por su muy ilustre ciudad de Valencia, que en los reynos de España se extienda a estos reynos el Reso del Glorioso San Bernardo, mártir, patrón de dicha villa, se otorgue poder especial al dicho señor don Joseph Caldés, para conferirse con dichos ilustres señores, Cabildo y Senado para ver las diligencias que deverán hacerse para el logro de esta pretención y se incluya en ella como a tan interesada que es esta villa en esta maior gloria de su santo patrón, obligando en casso necessario las proprias rentas y arbitrios de dicha villa para subvenir en una parte los gastos que se ocasionaren en agenciar la extención del expresado Reso y para executar todas las demás diligencias que discurriessen convenientes para que los Muy Ilustres Señores Cabildos Eclesiástico y Secular de dicha ciudad de Valencia puedan conseguir tan devota pretención»

(A.M.A., Libro de Actas Municipales, 1724, firma 11301/1,5, Sesión del 20 de junio, f. 73 v.-74 r.)

Desde el Ayuntamiento de Alzira se enviaron todos los papeles necesarios para lograr de Su Santidad el Papa la extensión del Rezo que reclamaban las autoridad civiles y eclesiásticas valencianas e, incluso, se reclamó la influencia del Marqués de Aytona ante el rey de España para que aquello que se pretendía pudiera ser posible en el espacio de tiempo más corto[4].

Las gestiones hechas por la villa comportaron unos trabajos y ocasionaron unos gastos.

Decreto Litúgico

Documento localizado por el entonces Consiliario de la Archicofradía -hoy Obispo de Lérida- Monseñor Juan Piris Frigola y el Presidente Don José Palacios Boquera en la Sagrada Congregación para las causas de los Santos el 23 de junio de 1987.

Un eclesiástico, el canónigo de la Sede Valentina, Luis Fuentes, quien, indudablemente, conoció al canónigo Jaume Cervera, gran amante de nuestros santos y que probablemente influiría en él en cuanto a la devoción por nuestros mártires, fue el principal artífice ante la Curia Romana a través de su agente en Roma, Felipe Martínez, de la concesión del Rezo[5]. Así queda reflejado al Libro de Actas Municipales del año 1728 cuando hubo necesidad de agradecerle su trabajo[6].

La villa celebró unas fiestas muy lucidas con motivo de la concesión del Rezo. Los gastos de esas solemnidades, participadas en el Ayuntamiento por el mayordomo «de propios y arbitrios», ascendieron la suma de 185 libras y 11 sueldos y en esas fiestas participaron los gigantes y los enanos[7].

Una vez conseguido el Rezo la villa quiso hacer el mismo con los Himnos.

«Y en este Cabildo todos los dichos señores nombran por comisarios a los señores don Joseph Caldés y Balthasar Bas ciudadanos regidores de la referida villa para que passen a conferirse con el reverendo clero de Santa Catharina, mártir, de dicha villa sobre lo tocante a la pretención de la concesión de himnos propios del Señor San Bernardo y de sus santas dos hermanas las señoras santa María y santa Gracia.»

(A.M.A., Libro de Actas Municipales, 1729, firma 11301(I-6, Sesión de 24 de mayo, f. 8v.-9r.)

El pontífice Benedicto XIII accediendo a los deseos de numerosos particulares, de las autoridades civiles y eclesiásticas y de muchos devotos, aprobó el Rezo y extendió con él el culto a nuestros patronos a la ciudad y el Reino de Valencia. Las autoridades de Valencia, el abad de la Valldigna, fray Agustín Casanoves[8], y las mismas autoridades alzireñas, tal y como puede comprobarse a través de la documentación del Archivo Municipal[9] se hicieron eco de la noticía.

Hay que destacar que en el Rezo, en la oración, se remarcaban las virtudes, las calidades y las méritos de los santos y se pedía, mediante esos méritos, la protección de Dios.

El 24 de mayo de 1729, según señala Eduardo Part[10], se recibió la concesión de los Himnos propios de San Bernardo y sus hermanas, himnos que usaron los devotos durante décadas para honrar a nuestros mártires y patronos.

Aureliano J.Lairón Pla
Cronista Oficial de Alzira

 

    NOTAS:
  • [1] – FERRI CHULIO, Andrés de S., «Iconografia popular en honor de Sant Bernat, mártir, de Alzira», «Màrtirs», 2006, pp. 24 i 25.
  • [2] – CERVERA, Jaime, «Las Tres Púrpuras de Alzira. Bernardo, María y Gracia, vida y martirio de los tres santos hermanos», València, 1707, pp. 60-63.
  • [3] – LAIRON PLA, Aureliano J., «Jaime Cervera y el culto a los Santos Patronos», Anuario de las Fiestas de los Santos Patronos, 1993, y «Jaime Cervera y el culto a los Santos Patronos de alzira», Cronicó, 79,1999.
  • [4]A.M.A., Libro de Actas Municipales, 1724, firma 11301/1,5, sesión del 24 de julio, f. 78 r.-78 v.)
  • [5] – Luis Fuentes tomó posesión como canónigo de la Catedral de Valencia en 1711 y ejerció la dignidad hasta su jubilación en 1751. Fue canónigo prebendado de la Sede Valentina y Juez Subcolector de la Cámara Apostólica y decano y Vicario General capitular de la catedral. (datos recogidos del Indice del Archivo de la Catedral de Valencia, de Roc Chabàs, publicado en 1997 por la Generalitat Valenciana, y del segundo volumen de «Escritores del Reyno de Valencia cronológicamente ordenados desde el año MCCXXXVIII… hasta el de MDCCXLVII» de Vicente Ximeno, publicado el año 1749, p. 308).
  • [6]A.M.A., Libro de Actas Municipales, 1728, firma 11301/I-5, sesión del 13 de agosto, f. 203 v.-204 r.
  • [7]A.M.A., Libro de Actas Municipales, 1728, firma 11301/1-5. sesión del 13 de agosto, f. 204 r.
  • [8] – Fray Agustín Casanoves, alzireño, sustituyó al setabense Félix Garix al frente de la comunidad de monjes del Monasterio de Santa María de la Valldigna. El alzireño regentó el curado de Alcudiola y el cargo de definidor de la congregación cisterciense. Gobernó el monasterio entre 1724 y 1728 y mandó acabar cuatro celdas que fueron iniciadas por su antecesor. Al devolverse al monasterio dos censos de 1.200 libras los invertió en el embellecimiento de varias salas del convento. (GASCON PELEGRÍ, V,. Historia de Tabernes de Valldigna, Valencia, 1956, p. 219)
  • [9]A.M.A., Correspondencia, años 1725 y 1726, firma 151/1, 47 y 151/1,48.
  • [10] – PART DALMAU, Eduardo., «Noticias de la villa de Alzira en los siglos XVII y XVIII», Falla Pintor Andreu, 1991, p. 189, Alzira.

2014

Valoración de nuestros lectores. Tu también lo puedes calificar.
[Votos totales: 0 - Valoración media: 0]

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 4 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar