San Bernardo, de Poble Nou-Valencia a Benin-Africa

Lienzo de San Bernardo

Lienzo de San Bernardo que se conserva en la parroquia

En la hermosa vega de Valencia, al norte de la ciudad, se yergue una pequeña población, que por nombre tiene Poble Nou. Su historia data de antiguo, de tiempos romanos, dándole su actual fisonomía los hispanoárabes, que trazaron un dédalo de acequias con que regar estas fértiles tierras, aunque no sea hasta el pasado siglo donde tomó forma y personalidad, deviniendo en un Poble Nou. Se extiende sobre el Pla de Sant Bernat, a la sombra del monasterio cisterciense de Sant Bernat de Rascanya, que con el tiempo sería el de San Miguel de los Reyes (donde reside la actual Biblioteca Valenciana).

Tierras benditas de Dios, que alimentaron durante siglos a la ciudad que a sus pies se extiende. La industria de sus hijos, el buen quehacer de sus laboriosos habitantes, hicieron florecer estos parajes a la vera de la Via Augusta. Las acequias de Mestalla y de Rascanya, del Tribunal de las Aguas, cruzan su término irrigando lo que algo más al sur haría el gran río Júcar.

La fe, que de tiempos remotos se asentó en nuestras heredades, bajo la protección de nuestro primer mártir San Vicente, no podía por menos de reclamar un lugar donde se rindiese digno culto al que sería nuestro primer mártir valenciano, San Bernardo. Y así, cuando en el año de 1941, se quiso crear una nueva parroquia que diese eterna esperanza y afianzase en el amor a los habitantes de estas tierras, fueron ellos mismos los que pidieron al entonces señor Arzobispo, D. Prudencio Melo y Alcalde, que les hiciere la gracia de que esa nueva parroquia tuviese bajo su alto patronazgo al protomártir valenciano, y así el 15 de julio de ese bendito año fue erigida nuestra parroquia de San Bernardo Mártir de Valencia – Poble Nou.

Iglesia construida con el sudor de sus feligreses

Altar de la Iglesia de San Bernardo Mártir en Poble Nou-Valencia

Altar de la Iglesia de San Bernardo Mártir en Poble Nou

Sus inicios fueron modestos, asentándose en la antigua Ermita de Santa Ana, mas por la estrechez del lugar, pronto sus laboriosos feligreses se empeñaron en la erección de un templo digno del que en Alzira derramó su sangre en holocausto de amor, y así el 6 de octubre de 1951 llegó a ser Bendecida la nueva Iglesia que al borde del Camino de Moncada había sido levantada con el esfuerzo de toda su población. Pequeño templo, sí, mas muy hermoso para Dios porque había sido alzado solamente con el trabajo y el sudor de sus devotos, sin ayuda alguna foránea. Templo que apenas a 3000 metros de nuestra Catedral hace testimonio de nuestra esperanza.

Mas al cabo de los años, esa primera edificación, realizada con pobres materiales, se aquejó de su edad y deficiencias, por lo que se hacía necesario intervenirla para que llegase a ser lo que sus primeros constructores habían imaginado y deseado: un lugar donde se diese con infinito amor culto a Dios. Por eso, en el año del Señor de 2006, fueron comenzadas unas grandes obras que dieran cumplimiento a los primigenios proyectos y así, felizmente, el día 25 de febrero de 2007, fue Dedicado a Dios el Templo de San Bernardo Mártir de Valencia – Poble Nou por el Arzobispo de Valencia, D. Agustín García-Gasco y Vicente, para la mayor gloria de Dios. Obras realizadas íntegramente por el pueblo santo de Poble Nou, igualmente, como en toda su historia, sin ninguna ayuda exterior.

Imagen realizada por un preso

Su digna pobreza, al igual que nuestra sagrada, y extraordinaria, imagen de San Bernardo, apenas un temple sobre sarga, que fue realizada por un desconocido (y excelente artista) preso de San Miguel de los Reyes, a principios de los años 40 del pasado siglo, no es signo sino de ese amor que llevó a San Bernardo a dar su vida por Dios, por transmitir la fe salvadora a su familia, a su gente, a su pueblo, a aquellos a los que Dios le envió, sabedor de que con ello iba a dar gloria a Dios con su sangre. Sangre derramada por su propio hermano que no quiso disfrutar de ese amor del que Dios quiere llenarnos. Sangre, testimonio perpetuo de fe, de esperanza, de amor, en nuestras tierras valencianas. Sangre, que tiñe el Clavo que se alza sobre la puerta de entrada a su Iglesia de la ciudad de Valencia. Sangre, memorial de amor por todos sus hermanos.

La única iglesia que tiene por titular a San Bernardo Mártir

Pequeña parroquia, sí, desconocida, también, mas ciertamente la única que en todo el universo mundo tiene por único Titular a San Bernardo Mártir, nuestro primer mártir valenciano.

Desde Poble Nou a Benin

Mas del mismo modo que él trajo la fe justificante desde las cristianas tierras del Reino de Aragón, así nuestra parroquia, en unión de amor con la vecina Parroquia de Santa Ana de Borbotó, está transmitiendo nuestra fe a los habitantes de un remoto rincón de la sabana africana, y de este modo, nuestra bendita imagen de San Bernardo encuéntrase también en la Parroquia de Goumori, al norte de la República de Benin, en el Africa central, donde estas dos humildes parroquias tiene una parroquia de nueva creación que han ahijado y en la que están contribuyendo a levantar un centro parroquial y educativo donde se enseña a sus jóvenes a desarrollarse por la cultura, bajo el signo de la fe y del amor.

San Bernardo Mártir, hijo de Carlet y nacido para el Cielo en Alzira, tiene una misión que sus hijos, hoy en día, seguimos cumpliendo: transmitir la fe a nuestros hermanos los hombres, a los de cerca, Valencia, y a los de lejos, Benin. Que Dios, todopoderoso y eterno, al que anunció el mártir San Bernardo, nos otorgue a todos nosotros la valentía de anunciarlo hasta el derramamiento de nuestra sangre.

Vuestro hermano en el testimonio,

Luis Sánchez Ruiz
Párroco de San Bernardo Mártir Valencia – Poble Nou.

2010

Valoración de nuestros lectores. Tu también lo puedes calificar.
[Votos totales: 4 - Valoración media: 4.5]

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + ocho =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar