Foto Ermita de Sant Bernat en Carlet

Ermita de San Bernardo

Al noroeste de la ciudad de Carlet, en el camino de Sant Bernat está situada la ermita donde se venera a los santos Bernardo, María y Gracia. En estos terrenos estaba la antigua alquería de Pintarrafes y el palacio donde nacieron los santos hermanos.

El edificio actual se construyó a finales del siglo XVIII en el lugar donde ya existía otra ermita a su vez levantada sobre los restos del palacio. Tiene doble planta y está formado por dos muros concéntricos. El exterior es heptagonal y más bajo que el interior. Además hace de contrafuerte al muro interior. Cada uno de los lados mide unos ocho metros. En cuanto al muro interior en su parte externa es, también, heptagonal. Es decir, que sus paredes son paralelas a las del muro exterior. Sin embargo, el lado interno es circular, de unos ocho metros de diámetro, y alberga la capilla. En la parte superior está el lucernario o iluminarias y encima la cúpula. La segunda planta es un pasillo entre los dos muros con ventanas al exterior y al interior, es decir a la capilla. Las tejas que cubren la segunda planta son las curvadas habituales, mientras que las de la cúpula están lacadas en azul.

Foto Ermita de Sant Bernat en Carlet

Interior de la Ermita

«En la Villa de Carlet, de tiempo inmemorial, se conserva una iglesia, y Ermita de San Bernardo, y sus hermanas, en el mismo sitio, en que por tradición se tiene, estaba el Palacio, en donde nacieron los tres Santos Hermanos. Y es tanta la devoción que se tiene a éste santuario, que siempre que se hallan los hijos de aquella Villa en algún ahogo, o aflicción, acuden allí con Procesiones, y Rogativas, por la experiencia que tienen de la protección, y amor de sus Santos Paisanos»

«Las Tres Púrpuras de Alzira» · (1707 A.D.)

Foto imagen de Sant Bernat

Imagen de San Bernardo venerada en la Ermita

La anterior ermita, que se finalizó en 1666, fue levantada por D.Jorge Castellví, conde de Carlet, en gratitud por un milagro realizado por Sant Bernat ya que salvó a su hijo de una enfermedad. El 19 de junio de 1999, una descendiente de éste, la condesa de Carlet Paloma Barris y Armet de Castellví donó la ermita y las tierras que la rodean a la Cofradía de los Santos Patronos Bernardo, María y Gracia de Carlet. Este cambio de titularidad posibilitó que en 2004 se procediera a una importante y necesaria restauración que entre otras cosas se sustituyeran algunas vigas de madera y las tejas y se realizasen obras de carpintería interior y exterior.

Las imágenes de los Santos Patronos que hay en el altar son de mediados del siglo XX, ya que las existentes , así como el retablo y otros muchas cosas, fueron destruidas o saqueadas a consecuencia de la persecución religiosa que hubo durante la guerra civil. La propia ermita se llegó a usar como cárcel y establo.

La imagen de San Bernardo fue una donación de la Caja de Ahorros de Carlet, mientras que de las Germanetes fue responsabilidad de las mujeres del pueblo el encargarse de las donaciones y rifas para recabar fondos.

En el exterior hay un pequeño monolito que data de 1925, pero no así el retablo de cerámica de su interior que es de 2008.

El lugar está rodeado de campos de frutales y en la parcela de la Ermita existe una zona de arbolado con mesas y sillas para descansar y disfrutar del entorno. Todos los años, el 23 de julio, tiene lugar una romería en honor, lógicamente, a San Bernardo.